Año nuevo, economía nueva

Este nuevo año trae nuevas expectativas, la economía mundial se ve afectada por la baja del precio del crudo y las economías emergentes no pasan desapercibidas. El precio del crudo favorece a algunos y para estas economías es una forma de suavizar la presión inflacionaria y la vulnerabilidad externa, aunque no parece ser del todo positivo.

Como ejemplo de esto tenemos a China (el mejor ejemplo de economía emergente), la cual actualmente presenta lo que llamaríamos una desaceleración administrada que implican una “expansión lenta aunque robusta”, hablamos de caer al 7,1% en 2015; es decir, 0,3% menos que en 2014.

Por otra parte, se espera que en el campo de las economías avanzadas Estados Unidos presente una recuperación considerable comparada con el 2014, ya que tanto EE.UU. como el Reino Unido están impulsando un saneamiento en el mercado laboral y una política económica flexible. Se espera un crecimiento del 3,2% en EE.UU. para este 2015, 0,8% más que en 2014.

La zona euro y el Japón en cambio no parecen tan beneficiados, parecen seguir afectados por la crisis financiera y se espera que por ejemplo la zona euro sólo esté 0,3% por encima del 2014; es decir, se ubique en un muy frágil 1,1%.

Todos estos datos basados en las perspectivas económicas mundiales dictadas por el banco mundial, aunque algunos siguen preocupados por los emergentes, en especial México.

Anuncios